*
Datos GeneralesAutor(es):Emilio Prud’HommeAño:1883País:
*
 República Dominicana

El Himno Nacional de la República Dominicana, al igual que la Bandera y el Escudo, child los tres símbolos patrióticos que representan al país. Sus letras fueron compuesta por Emilio Prud’Homme y la nota musical por José Reyes en 1883.

You are watching: Himno nacional de la república dominicana


Historia

El himno nacional de la República Dominicana es la composición music patriótica que representa al país y que, junto con la bandera y el escudo, tiene la categoría de símbolo patrio. Su letra fue compuesta por Emilio Prud’Homme y la partitura musical del himno fue creada por el Maestro José Reyes en 1883, quien le pidió a Prud’Homme que escribiera unos versos patrióticos que acompañaran sus compases.


*

Este himno se interpretó por primera vez el 17 de agosto de 1883 en los salones de la Respetable Logia Esperanza Nº. 9, en la ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana. La segunda ciudad donde pudieron escucharse ras notas musicales del himno nacional dominicano fue Azua.

La música tuvo un éxito instantáneo, de tal forma que cuando los restos del libertador de la República Dominicana, Juan Pablo Duarte, fueron traídos desde Venezuela en 1884, se escogió la música compuesta por el maestro Reyes.

Con ras letras no sucedió lo mismo. Las letras de Emilio Prud’Homme contenían errores en referencias históricas y algunos defectos de métrica. Varios intelectuales dominicanos de la época criticaron esas letras e incluso escribieron nuevos versos que acompañaran la música del himno. En 1897, Emilio prudentemente presentó de forma pública una versión corregida de sus letras originales, que terminó con los debates y fue aceptada por todos. Kid las letras actuales del himno. Ese mismo año, el presidente Ulises Heureaux envió un proyecto de ley al Congreso para adoptar como el himno nacional dominicano, y se comenzó a usar en todas ras ocasiones oficiales, pero Heureaux fue asesinado en 1899 antes de tener ocasión de promulgarlo.

La extraordinaria convulsión política del inicio del siglo XX en la República Dominicana impidió que se tomaran acciones sobre los símbolos de la Patria. Pero en 1934, bajo el gobierno de Rafael Leónidas Trujillo, el Congreso adoptó la composición de Emilio Prud’Homme (“Himno Nacional”) con la música de José Reyes como el Himno Nacional dominicano.

El Artículo 33 de la Constitución declara: "El Himno Nacional es la composición music de José Reyes con letras de Emilio Prud´Homme, y es único e invariable."

Primeras letras del Himno Nacional Dominicano

¡ Al arma, españoles !¡ Volad a la lid !¡ Decir por todo lo alto del cielo“Vencer o morir”Nobles hijos de Santo Domingo,y las canas del mísero anciano,y cuanto hay de sagrado en lo humanoultrajó con orgullo procaz.¡ Al arma, españoles !¡ Volad a la lid !¡ Tomad por divisa“Vencer o morir” !Mas hoy tiembla convulso, leyendode los cielos la justa sentencia,y amenazan su odiosa existenciadiez mil lanzas que afila el honor.¡ Compatriotas, el éxito es cierto !…Libertad con valor conquistemos,y el cruzado estandarte plantemosdel tirano en la oscura mansión.¡ Al arma, españoles !¡ Volad a la lid !¡ Tomad por divisa“Vencer o morir” !

Letra oficial


*

Quisqueyanos valientes, alcemosNuestro canto con viva emoción,Y del mundo a la faz ostentemosNuestro invicto glorioso pendón.¡Salve! el pueblo que, intrépido y fuerte,A la guerra a morir se lanzó,Cuando en bélico reto de muerteSus cadenas de esclavo rompió.Ningún pueblo ser libre mereceSi es esclavo indolente y servil;Si en su pecho la llama no creceQue templó el heroísmo viril,Mas Quisqueya la indómita y bravaSiempre altiva la frente alzará;Que si fuere mil veces esclavaOtras tantas ser libre sabrá.Que si dolo y ardid la expusieronDe un intruso señor al desdén,¡Las Carreras! ¡Beller!, campos fueronQue cubiertos de gloria se ven.Que en la cima de heroíco baluarteDe los libres el verbo encarnó,Donde el genio de Sánchez y DuarteA ser libre o morir enseñó.Y si pudo inconsulto caudilloDe esas glorias el brillo empañar,De la guerra se vio en CapotilloLa bandera de fuego ondear.Y el incendio que atónito dejaDe Castilla al soberbio león,De ras playas gloriosas le alejaDonde flota el cruzado pendón.Compatriotas, mostremos erguidaNuestra frente, orgullosos de hoy más;Que Quisqueya será destruidaPero sierva de nuevo, ¡jamás!Que es santuario de amor cada pechoDo la patria se siente vivir;Y es su escudo invencible: el derecho;Y es su lema: ser libre o morir.¡Libertad! que aún se yergue serenaLa Victoria en su carro triunfal,Y el clarín de la guerra aún resuenaPregonando su gloria inmortal.¡Libertad! Que los ecos se agitenMientras llenos de noble ansiedadNuestros campos de gloria repiten¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!

Explicación Histórica del Himno Nacional Dominicano

Los versos del himno, narran los más sobresalientes hechos históricos acaecidos en Quisqueya desde la invasión haitiana de 1822 hasta la Guerra de la Restauración.

Emilio Prud’Home, el afortunado poeta, al escribir los primeros versos: “Quisqueyanos valientes alcemos”, hace una invitación al dominicano a levantar con emoción la voz , y a mostrar a la vez la bandera.

Luego de alabar en la segunda estrofa al pueblo que se lanzó sin temor a la guerra contra el invasor haitiano para sacudir el yugo de la esclavitud, asegura en la tercera que un pueblo que no se lastime con la deshonra, y que no avive en su pecho la llama que fortalece el heroísmo varonil, no merece la libertad.

Sin embargo, dice en la cuarta estrofa, Quisqueya, indomable y bravía siempre mantendrá la frente levantada, y “si fuere mil veces esclava otras tantas ser libre sabrá”. Estos dos versos hablan claro.

En la quinta estrofa se refiere al engaño del cual se valió Boyer para pisotear a los dominicanos con sus tropas el 9 de febrero de 1822, y quiere decir que si ese hecho bochornoso fue amarga realidad, en ras batallas de Beler y ras Carreras (como en muchas otras) se supo darles a los intrusos su merecido.

Según la sexta estrofa el dominicano, siguiendo los designios de sus fundadores, guiados por el genio de Duarte, supo en los campos de Santomé y Sabana Larga, en La Estrelleta, en Cambronal, en Cachimán, El Número, Azua, Santiago, embriagarse del sentido patriótico y encarnar la personificación viva del héroe, prefiriendo la muerte a la deshonra. De ella podemos decir que la consigna ¡patria o muerte¡ no es nueva.

“Y si pudo inconsulto caudillo, de esas glorias el brillos empañar” dicen los primeros versos de la séptima estrofa. No hay dudas de que este inconsulto caudillo a que se refiere el poeta Prud’Home, es al pérfido Pedro Santana. Que ras glorias que empaño fueron las guerras independentistas contra Haití, y que el hecho con que la empaño fue la oprobiosa anexión a España llevada a cabo en 1861.

En los versos restantes de la comentada estrofa, y en la octava entera se refiere a la Guerra Restauradora. Esta comenzó definitivamente en Capotillo, y el poeta dice cómo se vio ondear en la afortunada loma la lumínica bandera de fuego de la guerra. Narra cómo el histórico incendio de la ciudad de Santiago ocurrido el 6 de noviembre de 1863, dejó anonadado al soberbio león español, tanto, que vencido, sangrante y maltrecho se alejó de nuestras orgullosas playas en donde nuestra soberana bandera flotaba airosa.

Son las restantes cuatro estrofas las más encendidas de patriotismos, ras que sin dudas leerlas, no hay dominicano que no sienta estremecerse, y vibrar en sus adentros con fortaleza un sentimiento de pertenencia profunda.

Invita la octava estrofa a mostrar erguida e imperturbable nuestra frente, orgullosos más que nadie de nuestra actitud ante la vicisitudes pasadas; pero lo más significativos de esta estrofa kid sus dos últimos versos de los cuales habla elocuentemente “ QUE QUISQUEYA SERA DESTRUIDA, PERO SIERVA DE NUEVO ¡JAMAS¡

La novena dice con razón que nuestros pechos child templos de honor en donde vive la patria. Desde luego, Prud’Home, no se refería al escribir así todos los dominicanos; él sin dudas excluía a los traicioneros que tantos puñales le han clavado a Quisqueya; por lo mismo, hoy no son todos los dominicanos a los que atañe gozar de ras significativas estrofas de nuestro himno; hay a quien las amigue oírlas. Termina la novena estrofa repitiendo el lema de ser libre no morir que debe vivir en cada dominicano.

See more: Apk Palace: Drastic Ds Emulator 2.2 1.2 A Apk, Drastic Ds Emulator 2

En las dos estrofas finales resalta un acendrado amor a la libertad. Prud’Home, repite esta palabras cinco veces en dicha estrofas; pinta nuestra victoria paseando serena en su carroza invicta , y al clarín marcial pregonando a los cuatro vientos ¡libertad¡ los ecos esparciéndose y llenando los ambientes; los campos inmensos repitiendo sin cesar ¡libertad¡ ¡libertad¡ ¡libertad¡.